¿Qué es la Creatividad?



Durante su niñez, mostró cierta dificultad para expresarse; empezó a hablar hasta la edad de tres años, su familia llegó a pensar que tenía algún retraso mental, era paciente y metódico, y no le gustaba exhibirse, por esta situación trataba de evitar la compañía de otros niños de su edad; la rigidez y la disciplina militar de las escuelas de su época ocasionaron algunos problemas con los profesores; cuando tenía 15 años, un nuevo profesor, le dijo que «nunca conseguiría nada en la vida». A pesar de esto, algunos años después publicó su “Teoría de la Relatividad”.


Albert Einstein, junto con Da Vinci, Newton, Edison, Tesla, Jobs, y muchos otros, representan a la perfección la creatividad que ha impulsado a la humanidad hasta el nivel de desarrollo actual. Pero, ¿Qué es la creatividad?


La Real Academia Española introdujo esta palabra en el diccionario hasta 1983; se deriva de “creare”, que significa engendrar o tener hijos, y esta incorporación tardía de la palabra tiene que ver con que antes se pensaba que la creatividad estaba relacionada solo con seres divinos, y no con las actividades realizadas por los seres humanos.



En la antigua Grecia se pensaba que la creatividad estaba solo dedicada a la parte de poesía; quien hacía arquitectura, escultura o pintura se consideraba que solamente estaba imitando a la naturaleza y por lo tanto no era un creador sino un imitador. Se hablaba de las musas; seres divinos que inspiraban, y esto fue tomado por la tradición cristiana en donde se habla de inspiración divina, y se deja solamente a un ser superior la capacidad de crear.


No es sino hasta el siglo XIV que se introduce el uso de la palabra y la idea de que se podía crear en cualquier actividad realizada por el ser humano común.


En la psicología cognitiva existe una definición de creatividad, y en ella se le considera integrada por dos elementos importantes. Uno tiene que ver con la originalidad y otro con la utilidad práctica o el valor social de la idea que se genera.


Por ejemplo una computadora, que crea palabras al azar, no se puede considerar un ser creativo por sí mismo; lo que produce puede ser original pero no necesariamente útil o valioso y esto nos lleva a otro concepto clave en la creatividad; los cambios disruptivos e incrementales.


A un producto cualquiera, le podemos cambiar el color, la forma, el material, el tamaño, el grosor; todos esos son cambios incrementales, no cambian la esencia ni la función del producto, pero, cuando diseñamos un producto diferente que satisface la misma necesidad, tenemos un cambio disruptivo, porque implica una modificación fundamental; estos cambios disruptivos son los que caen dentro del campo de la creatividad y no necesariamente tienen que ser grandes cambios.


Por ejemplo; la rueda tiene miles de años de existencia; hace algún tiempo, quienes viajaban tenían que padecer con el manejo de las maletas de equipaje; por el peso y la dificultad para moverlas; poco después que empezaron a verse unos diablitos que usaban las tripulaciones de los aviones que funcionaban muy bien para transportar sus pequeñas maletas; después de varios años a alguien se le ocurrió ponerle ruedas a las maletas normales adicionando internamente estructuras metálicas parecidas a las de estos diablitos, el cual ha facilitado la vida de miles de viajeros. ¿Pero cómo es posible que después de miles de años de conocer la rueda, no se nos haya ocurrido antes la idea de ponerla a las maletas?

¿Cómo y porqué se da el proceso creativo?

Muchas veces pudiéramos pensar que las ideas llegan solas, de repente, cuando leemos, cuando hacemos ejercicio, cuando algo nos llama la atención en la calle, pero no es así, lo que sucede es que nuestra mente está compuesta por todo un sistema de redes neuronales de información que hemos adquirido a través de los años; estas redes están interrelacionadas íntimamente unas con otras; y nuestra mente funciona como un mecanismo automático buscador de respuestas; opera como un dispositivo cibernético que busca objetivos concretos; un mecanismo constituido por el cerebro, los sentidos y el sistema nervioso, el cual es empleado y dirigido por la mente.


Cuando se nos presenta una necesidad, este mecanismo entra en funcionamiento, tanto de manera consciente como subconsciente, y busca en la información que tiene almacenada la respuesta a nuestras necesidades; aquí es cuando se generan las ideas creativas, el proceso se origina por una necesidad; solo hay que asegurarnos de que tenga la materia prima suficiente para elaborar esas ideas creativas; la información y los conocimientos.


Otros aspectos que intervienen son cuestiones como el grado de compromiso personal, de entrega, de interés y de motivación que se tiene en el proceso, en la búsqueda de la solución que se desea.


Algunos expertos hablan de varios elementos que deben estar presentes en el proceso creativo.


Uno es la originalidad; el ser capaces de pensar de maneras diferentes a las tradicionales; la fluidez de ideas, es decir, que es muy importante el poder tener una sucesión de ideas distintas, muchas veces apoyadas en las anteriores, pero de tal manera que no exista un estancamiento, y eso nos lleva a la flexibilidad cognitiva; la capacidad de ver las cosas desde otro punto de vista, de ver los procesos de manera distinta cortados o secuenciados de otras formas para poder hacer reinvenciones creativas.


Existe también otro elemento muy importante que es la independencia cognitiva; es la capacidad de las personas de no solo ir siguiendo a un líder o una idea propuesta y aceptada por la mayoría. Ser independiente tiene que ver con una gran seguridad personal, con la confianza que tenemos en nuestras propias ideas.


Todos podemos generar ideas creativas, solo es cuestión de actitud principalmente, además de alimentar nuestra mente con información y conocimientos.

Características de las personas creativas

Física y mentalmente hablando, tenemos en los genes de cada uno de nosotros, todas las capacidades que le han permitido a la especie humana alcanzar el nivel de desarrollo y civilización que tenemos actualmente.


¡Estamos equipados para lograr el éxito; estamos equipados para ser creativos!; pero,

¿Cómo son las personas creativas?




La creatividad es un proceso mental y como tal está relacionado con las capacidades mentales de las personas, con nuestra manera de pensar, de ver e interpretar el mundo que nos rodea, con la forma en que aprendemos e interactuamos con nuestro medio; casi cualquier problema puede solucionarse mediante la creatividad; mediante una nueva forma de hacer las cosas, de entender los problemas, de resolverlos y de enfrentar las oportunidades y los retos que se nos presentan.

¿Cuáles son las características de las personas creativas?



No es una regla pero, en ocasiones, podemos llegar a identificar a las personas creativas por su personalidad; algunas veces pueden ser consideradas un poco introvertidas y esto se debe a que necesitan periodos de soledad, un poco de aislamiento para analizar y meditar sobre una situación o problema en particular y realizar su proceso creativo para encontrar las respuestas que buscan, parecen tener poco tiempo para desperdiciarlo en las trivialidades normales de la vida y esto los hace aparecer como si tuvieran dificultades para relacionarse con los demás; también están relativamente liberados de prejuicios y convencionalismos sociales, no les interesa lo que las demás personas piensen de ellos. Tienen poco respeto por las tradiciones y normas sociales, prefieren confiar en sus propios juicios y han desarrollado su propia visión de la vida.


Además, entre otras poseen, en mayor o menor grado, las siguientes características:

Diversidad de intereses (curiosidad)

Las personas creativas se interesan en una gran cantidad de temas; puede ser que por necesidad estudien o laboren en una área que requiera de especialización; pero también poseen una amplia gama de intereses que los mantiene en un proceso de aprendizaje constante y sobre una gran variedad de contenidos; pueden pasar de un tema a otro con gran facilidad; siempre están relacionando y combinando ideas de diferentes campos de conocimiento para obtener nuevas soluciones; esta característica se da de manera natural en los niños.

Interés por adquirir conocimientos

Pues estos son la materia prima no solo para el proceso creativo, sino para cualquier proceso mental; y si no hay conocimientos suficientes, no hay los elementos necesarios para generar nuevas ideas, y no tendremos resultado alguno; en cualquier proceso mental, nuestra mente busca los conocimientos que hemos almacenado en nuestras redes neuronales y estos conocimientos son la materia prima que utiliza para generar las ideas creativas, si no hemos tenido el cuidado de adquirir conocimientos suficientes, así de pobre será nuestra generación de ideas. Nuestras experiencias y recuerdos; los conocimientos adquiridos en la familia, la escuela, el trabajo, o en la vida diaria serán básicos al momento de combinarlos para llegar a nuevas formas de resolver cualquier problema que se nos presente. Las personas creativas están aprendiendo por su cuenta y todo el tiempo sobre una gran cantidad de temas; no se limitan solamente a lo aprendido en la escuela o en el trabajo, no dejan a los demás la responsabilidad sobre su educación, ellos mismos buscan el conocimiento que necesitan en donde sea necesario (escuela, libros, internet, personas, empresas, etc.). El conocimiento por sí mismo es toda la motivación que los mueve.

Flexibilidad mental y apertura al cambio

Siempre habrá una mejor manera de hacer las cosas, no solamente la que nosotros, o la mayoría, consideramos como la más adecuada, debemos mantener la curiosidad por aprender, eliminar el miedo a intentar nuevos caminos; a considerar nuevas ideas y conocimientos diferentes a los nuestros; en cuestión de conocimientos, no debemos comprometernos con una sola idea o una creencia, pues todo cambia con el paso del tiempo, o con nuevos desarrollos y descubrimientos; de esa forma también nosotros podremos cambiar nuestras creencias con facilidad.

Tolerancia a la ambigüedad

Las personas creativas no se sienten mal ante situaciones ambiguas, o cuando en algún problema o situación determinada no cuentan con todos los elementos para analizarla; saben que en su mente cuentan con los recursos suficientes y que tarde o temprano encontrarán la respuesta.

Persistencia

Poseen una gran capacidad para concentrarse y trabajar durante horas y horas en un problema, o para investigar y dominar algún tema que les sea de utilidad; si algo no funciona bien, no se desaniman, vuelven a trabajar y crean caminos diferentes para lograr el resultado que desean.

Independencia

A las personas creativas les gusta tener el control de sus ideas, lo que más les molesta y pone obstáculos a su proceso creativo es que alguien más quiera decidir qué, cómo o cuándo pueden aprender, pensar o crear; normalmente no dejan que nadie obstruya su aprendizaje ni su proceso creativo. Una persona creativa, que sea un poco introvertida y a la vez posea una gran cantidad de conocimientos puede llegar a ser percibida como alguien soberbio; a quien no le interesan las opiniones de los demás y el resultado puede ser el rechazo a cualquier idea que presente y en ocasiones hasta la pérdida de su empleo.


Existe otra característica que, aunque no es propia de las personas creativas, sí debemos tomar en cuenta; la precaución; sobre todo en el trabajo, si consideramos lo que dicen los expertos en términos de creatividad; que el 3% de las personas son creativas, el 12% aceptan una idea creativa al verla o escucharla por primera vez y el otro 85% siempre va a estar en contra de cualquier idea que implique un cambio a los procesos establecidos; esto quiere decir que si presentamos una idea para mejorar un proceso; entre 8 y 9 de cada 10 personas van a rechazarla de inmediato, especialmente si les acarrea cambios a ellos, sin importar para nada las mejoras que esta pudiera traer.


Son incontables los ejemplos de la resistencia al cambio que sufren la mayoría de las empresas, sin importar su tamaño ni su capacidad económica, mientras la persona dé resultados y no se meta en cosas que no debe, no hay problema; pero que no se le ocurra pensar diferente, o brincarse la estructura organizacional para enviar una iniciativa a quien no debe porque es hombre muerto.


Al final todos podemos generar ideas creativas, solo es cuestión de actitud y de alimentar a nuestra mente con información y conocimientos.

Inhibidores de la creatividad

La resistencia al cambio la encontramos no solamente en las empresas, sino en cualquier ambiente en el que nos desarrollamos; en la escuela, en la familia, entre nuestros amigos; mientras realicemos lo que debemos hacer, nos comportemos se espera; demos los resultados que se nos piden y no nos involucremos en cosas que no nos incumben, no hay problema; pero que no se nos ocurra tratar de modificar lo ya establecido, pensar y actuar diferente a la mayoría, porque entonces empiezan los problemas; nos tratan de ridiculizar, nos aíslan o inclusive, se nos expulsa de tales ambientes.


En cuanto creatividad, dependiendo del ambiente del que hablemos pueden existir varios factores que inhiben la generación de ideas como son la falta de recursos financieros, la mala administración de los mismos; o la falta de incentivos adecuados; podemos contar con el mejor ambiente físico; muebles, colores y texturas agradables, los mejores planes institucionales que traten de promover y premiar la creatividad, dar a las personas la libertad y seguridad necesarias para proponer sus ideas, y pareciera que esto por si solo debería crear un ambiente en el que se generara una gran cantidad de ideas creativas; pero aun así, los resultados obtenidos pueden ser nulos o negativos; ¿Por qué?, porque la creatividad tiene que ver con las personas; con sus creencias, con su cultura, con su manera de comportarse; y desde este punto de vista, podemos considerar dos tipos de factores que inhiben la generación de ideas creativas, los externos que son aquellos que encontramos en el medio en que nos desenvolvemos y se refieren principalmente a las personas con quienes interactuamos; y los internos, los que tienen su base en nuestras creencias, cualquiera que estas sean, y se encuentran profundamente arraigados en nuestra mente.

Factores externos

Es sencillo identificar estos ambientes que inhiben la creatividad; en un ambiente negativo podemos encontrar que la mayoría de las personas hacen todo lo posible por mantener el orden establecido; en una empresa, por ejemplo, los primeros en bloquear las iniciativas son normalmente los jefes directos. En los ambientes negativos no se aceptan los cambios; se lucha por mantener los viejos sistemas y se combate y se trata de expulsar a todo aquel que intenta modificar la estructura vigente.
Si consideramos que el 85% de las personas con las que interactuamos rechazarán de inmediato cualquier idea que implique cambios a los sistemas establecidos, nos podemos dar una idea de la magnitud de este tipo de inhibidores. Por lo general, en estos casos cuando presentamos, proponemos, o comentamos alguna idea nos responderán con frases como: “Eso no se puede hacer”, “Siempre se ha hecho de esta forma”, “No hay porque cambiar”, “¿Cómo crees, no inventes?”, “No hay nada nuevo bajo el sol”, “Si esto debiera ser de otra manera, alguien ya lo habría inventado”, “¿Porque piensa que usted que se necesita un cambio así?”, “Usted solamente haga su trabajo y punto”, “¿Para qué le movemos?”, “Mientras menos ruido hagas, mejor”; “Cuidado, X persona propuso una idea similar y ya no está en la empresa”; “¿De dónde sacas tiempo para este tipo de cosas?, me da la impresión de que no tienes suficiente trabajo”.


Otras veces las ideas son tomadas en cuenta, inclusive reconocidas como buenas; aunque solo es en apariencia pues enseguida se empiezan a mencionar toda clase de obstáculos y restricciones por las que no se pueden llevar a cabo; “La idea es buena, pero no tenemos presupuesto”, “Esto sería muy costoso y complicado de implementar”, “Ya se intentó una vez y no tuvo los resultados esperados”, “Estudiaremos la propuesta”, Vamos a integrar un grupo de trabajo para su análisis”; y con esto no se hace más que enviar la idea al archivo muerto o simplemente se desecha.


Los factores externos nos pueden afectar solo si lo permitimos; si somos personas creativas y hemos experimentado la satisfacción de ver algunas de ellas convertidas en realidad, ninguna opinión ni pretexto nos convencerá de que nuestras ideas son malas o que no tienen aplicación alguna; pero si insistimos en llevarlas a cabo debemos estar dispuestos y preparados a pagar el precio que esto puede acarrearnos; el aislamiento de las personas que nos rodean, familiares, amigos o compañeros de la escuela o trabajo; inclusive la posibilidad de ser expulsados de tal ambiente.

Factores internos

La forma más común y al mismo tiempo la más aberrante de todas es cuando la generación de ideas creativas es obstaculizada por nosotros mismos; ya de por sí es bastante preocupante que el 85% de las personas con quienes tratamos van a rechazar y obstaculizar cualquier idea que propongamos, sin importar los beneficios que esta pueda traer; como para que seamos nosotros mismos quienes acabemos con cualquier posibilidad que pudiera tener alguna idea creativa; cuando las dudas, actitudes y opiniones de otros nos influyen de tal manera que nos crean dudas y creencias negativas sobre nuestra capacidad para desarrollar ideas creativas, entonces si tenemos un verdadero problema; por lo general estas dudas se manifiestan a través de pensamientos tales como; “Yo no sé nada de esto”, “¿Y si me equivoco?”; “No sabría cómo hacerlo”, “Si así ha funcionado siempre, seguro es por algo”, “¡Yo no nací para esto!”, “Más vale malo por conocido que bueno por conocer”, “¿Que van a decir de mí si esto no funciona?”, “Ya tengo una posición y debo cuidarla”, “Tengo mucho que perder y nada que ganar”, “¿Para que moverle?, que tal si me despiden”. Este tipo de pensamientos congelan cualquier posibilidad de generar ideas creativas y se refuerzan con nuestras debilidades y miedos, la mayoría de las veces el temor al fracaso es el resultado de momentos embarazosos que hemos vivido; volvemos a sentir la vergüenza de cuando enfrentamos desafíos para los que no teníamos respuesta alguna; pensamos en el terror que sentimos al hablar frente a un grupo de personas, en especial cuando estamos por iniciar una reunión donde intentamos presentar alguna propuesta.


Este tipo de factores, aparentemente son sencillos de superar pues dependen completamente de nosotros mismos, sin embargo, se encuentran escondidos en nuestro subconsciente; se alimentan del miedo y la vergüenza que experimentamos ante alguna situación negativa que hayamos sufrido en el pasado; la única forma de eliminarlos es mediante la fuerza de voluntad acompañada de una actitud mental positiva, y también por la experiencia positiva que acompaña el desarrollo y la implementación exitosa de la misma idea; aunque el precio que debemos estar dispuestos a pagar es el mismo que el enfrentar los factores externos; el aislamiento de las personas que nos rodean, familiares, amigos o compañeros de la escuela o trabajo; inclusive la posibilidad de ser expulsados de tal ambiente.


Si aun así nos seguimos sintiendo inseguros, recordemos que una gran cantidad de inventos se han desarrollado por personas que no se consideraban “expertos” o “especialistas” en el campo correspondiente a su idea; esto podría explicarse porque generalmente el especialista se limita exclusivamente a los conocimientos de su campo, en los que es experto, desecha todo aquello que no está relacionado, alguien con conocimientos sobre otras áreas cuenta con el material necesario para combinar ideas de diferentes campos para buscar soluciones.


Otro factor interno muy importante es la Falta de cultura, esta es quizá, la razón principal por la que no se obtienen los resultados esperados, además de nuestras creencias, miedos y debilidades; en Nuestro país no se tiene el hábito de la lectura, y por lo tanto nuestra cultura se limita solamente a lo que hemos aprendido en la escuela o el trabajo; ¿cómo pretendemos sacar ideas creativas de una mente sin cultura e información; si en promedio leemos menos de un libro al año; no se pueden generar ideas innovadoras si antes no hay adquisición de conocimientos suficientes y variados, estos son la materia prima para elaborar nuevas ideas; si solo contamos con los conocimientos adquiridos a través de la escuela o en la experiencia laboral, nuestra creatividad será igual de limitada. El remedio para esto es simple, adquirir tantos conocimientos, en cantidad y variedad, como nos sea posible; mientras más mejor, y para esto la lectura es el mejor medio.


La creatividad tiene que ver con las personas; con sus creencias, con su cultura, con su manera de aprender y comportarse; la creatividad no se da por decreto y como ejemplo, los siguientes párrafos son enunciados reales sobre el tema de la creatividad de una empresa muy importante de nuestro país, la que, a pesar de los recursos invertidos, los programas y esfuerzos realizados, sigue sin tener los resultados esperados.


“Casi cualquier crisis puede solucionarse si tenemos un proceso continuo de innovación; una nueva forma de hacer las cosas, de entender los problemas, de resolverlos y de enfrentar las oportunidades que se nos presentan”


“Necesitamos ideas y procesos innovadores, que nos permita mejorar nuestros productos, costos, distribución y atención a los consumidores ya que eso es lo que nos transformará en mejores empresas; y esto solo será posible a través de la innovación y la creatividad”


Al final todos podemos generar ideas creativas, solo es cuestión de actitud y de alimentar a nuestra mente con información y conocimientos.

Técnicas y herramientas para generar ideas creativas

Técnicas
Pensamiento analógico

Pensar sin pensar directamente. Dentro del proceso creativo, podemos utilizar como recurso el pensamiento analógico que es aquél que no es directo, es un proceso de pensamiento donde a una situación le damos la vuelta; la analizamos desde diferentes perspectivas para poder encontrar una gama más amplia de posibilidades de solución.


Cuando nos encontramos ante situaciones que pueden paralizarnos por los riesgos que implica el tomar alguna decisión, o por la importancia que pueden tener en nuestra vida, para encontrar las mejores opciones de solución vamos a utilizar un método que evita las barreras racionales que nos imponemos a nosotros mismos. Esto implica pensar de manera analógica, en un contexto que no es amenazante. En el pensamiento analógico, podemos utilizar dos estrategias; la primera consiste en contar historias y la otra en el uso de metáforas, ambas son similares en el sentido en que vamos a ver el problema desde otra perspectiva, desde otro punto de vista, utilizando una idea paralela.


Las historias y las metáforas se han usado desde la antigüedad de manera muy exitosa para educar y transmitir conocimientos; podemos encontrar ejemplos bien conocidos en los evangelios de la biblia, también en obras como las mil y una noches; y en los incontables relatos de fábulas, cuentos y leyendas. El uso de estos métodos implica una mayor probabilidad de recordar el mensaje transmitido.


En el ámbito educativo universitario, en las especialidades sobre administración de negocios se hace algo similar con los llamados “casos de estudio” que no son otra cosa más que el análisis de historias de éxito que se han presentado en algunas empresas.


La siguiente metáfora es utilizada para transmitir el mensaje de que cuando encuentras algo valioso, debes utilizar todos tus recursos para obtenerlo.


“El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en el campo. Si un hombre lo descubre, lo tapa y, feliz de haberlo encontrado, vende cuanto tiene y compra ese campo.” Evangelio de San Mateo


La fábula siguiente transmite la importancia de prepararse durante los tiempos de abundancia para los de escasez:


La cigarra, después de cantar y holgazanear durante todo el verano, se encontró sin alimentos cuando llegó el invierno; hambrienta fue a visitar a la hormiga, pidiéndole que le prestara algunos granos para alimentarse hasta la llegada de la primavera, “te lo pagaré con intereses”. La hormiga le preguntó, “¿Qué tanto hacías durante la primavera y el verano en que debes almacenar alimento para el invierno?”; bueno, pues la verdad es que me la pasé disfrutando, cantando y bailando con mis amigos; ¡Bien, pues así como cantabas y bailabas entonces, hazlo también ahora!, lo siento pero no soy prestamista, respondió la hormiga.


Fábula de La Fontaine

Ingeniería reversa

Existe otra estrategia de pensamiento analógico para la búsqueda de soluciones creativas que implica empezar desde el final del proceso; esto es ir de la meta hacia el inicio, y se le llama ingeniería reversa. Es un procedimiento muy útil porque generalmente lo que tenemos bien definido es el objetivo o la meta, pero nos cuesta trabajo ver cuál es el camino que debemos recorrer hasta llegar a ella. Para iniciar con este proceso, nos ubicamos al final del objetivo, en la meta, y de ahí buscamos el paso anterior a ella, y luego el paso anterior a este y así sucesivamente hasta llegar al momento actual.


Tomemos como ejemplo el siguiente; X quiere conservar su trabajo, por lo menos los siguientes dos años; vamos a situarnos dentro de 2 años.


¿Cómo te ves en ese momento en tu trabajo?


Como jefe del departamento


¿Cómo te ven los demás?


Muy seguro, conozco perfectamente todos los procedimientos de trabajo, doy instrucciones claras y con conocimiento


¿Cómo hiciste durante los 6 meses anterior para llegar a eso?


Llegaba antes de la hora de entrada, aprendí todos los procedimientos de trabajo; leí los manuales, me fijé en como lo hacían otros, pregunté, me hice amigo de algunos para que me pasaran información; les ayudaba con sus actividades.



¿Cómo te comportaste con los demás?


Empecé a llevarme bien con todos; participé en las reuniones de trabajo, dediqué tiempo y preparé lo que podría proponer, escuchaba lo que decían los demás, opinaba y les daba reconocimiento cuando sus ideas eran buenas; me abstenía de hacer comentarios negativos.


¿Qué más cambió en ti?


Mejoré mi presentación, trabajé en mi autoimagen; mi tono de voz sonó decidida, tranquila, segura y agradable.


Un año antes, ¿qué estás haciendo para prepararte para ese momento?


Preparándome tal vez tomando algún diplomado en administración a distancia; en el que me va muy bien; le dedico una hora todos los días y los fines de semana dos horas.


¿Qué estás haciendo como paso inicial para lograr todo esto?


Hablo con mi jefe, le doy confianza de que las cosas que voy a hacer, las voy a hacer bien y rápido; le digo que me interesa mucho mi futuro en la empresa, que quiero aprender, le solicito que me deje apoyarlo, que me asigne diferentes tareas. Le prometo que voy a llevarme bien con la gente, que puede confiar en mí ante cualquier situación que se presente en el trabajo.


Llego siempre antes de la hora de entrada, nunca me voy exactamente a la hora de salida sin dejar algo pendiente; antes de salir pregunto si no hay nada urgente que se tenga que dejar terminado. Me dedico a conocer bien a la gente del trabajo, les pido que me comenten sobre lo que hacen, me comporto bien con ellos, trato de ser agradable.


El proceso construido implica comunicación con su jefe; integración al grupo; prepararse en lo básico, trabajar en su seguridad e imagen personal, planear sus intervenciones, conocer a detalle los procesos de trabajo, y llegar a la meta, al ser un jefe confiable, seguro y con conocimientos.


Este proceso de pensamiento para la búsqueda de soluciones sirve para todo tipo de situaciones, no solo para problemas personales, se utiliza también para diseñar objetos, servicios, ideas, conceptos.

Listas combinadas

Esta estrategia de pensamiento analógico mezcla ideas de campos muy diferentes uno de otro, para combinarlas de forma innovadora.
 


El procedimiento consiste en dividir una hoja de papel en tres columnas, en las primeras dos escribimos los números del cero al nueve de manera progresiva; en la primera columna escribimos el nombre de un objeto, animal o persona junto a cada número; en la segunda vamos a escribir verbos de acción, los que se nos ocurran, después de cada número; finalmente en la tercera columna, vamos a relacionar los contenidos de la primera y segunda; en esta columna vamos a escribir al azar diez números de dos dígitos, sin detenernos a razonarlos, del doble cero al noventa y nueve; el primer dígito del primer número corresponde a la lista de la primera columna y el segundo dígito a los verbos de la segunda; el siguiente paso del proceso consiste en utilizar las combinaciones realizadas en la tercer columna y tratar de obtener la mayor cantidad de ideas posibles de cada una de ellas; esta técnica permite generar ideas atractivas, innovadoras y en ocasiones un poco ilógicas, pues combina elementos lejanos entre sí para obtener un resultado creativo.


Recordemos la frase de Steve Jobs sobre creatividad; “La creatividad simplemente consiste en conectar cosas” y es precisamente lo que hace este método; combina cosas o conceptos de áreas diferentes para obtener ideas creativas.

Herramientas

Para facilitar el análisis de problemas y la búsqueda de soluciones creativas existen varias herramientas que se utilizan; entre ellas tenemos la transferencia de dominios, la lluvia de ideas y la de los 6 sombreros para pensar; estas técnicas están basadas en la generación de ideas aleatorias y la visualización de la problemática desde un punto de vista diferente; estas se pueden complementar con otros recursos como son la clasificación de ideas, mapas conceptuales, mapas mentales, y diagramas de Ishikawa.


Estas técnicas nos obligan a ver las cosas y pensar desde otra perspectiva, de pensar de manera lateral que difiere del pensamiento que normalmente seguimos y que es de tipo vertical; así, mientras que el vertical se apoya en la lógica e intenta cavar más profundo en una misma dirección, el lateral se enriquece a través ideas de diferentes áreas; el vertical trata de mejorar lo ya existente, el lateral promueve nuevas ideas; en el pensamiento vertical tratamos de evitar la incertidumbre, en el lateral no, en el vertical no interesa lo irrelevante, mientras que en el lateral cada detalle puede convertirse en un recurso para encontrar una nueva solución; el vertical generalmente avanza de manera secuencial mientras que el lateral promueve una diversidad de ideas.

Transferencia de dominios

Dentro del proceso creativo, esta herramienta nos ayuda a analizar las situaciones que se nos presentan desde diferentes perspectivas con la finalidad de encontrar una variedad más amplia de posibilidades de solución.


La transferencia de dominios se basa en el uso de un punto de vista diferente al nuestro al momento de analizar situaciones para encontrar ideas creativas; el uso de una forma de pensar diferente. Cada uno de nosotros tenemos ciertas características de pensamiento y personalidad; unas más desarrolladas que otras, y esto nos permite afrontar los problemas que se nos presentan desde nuestra propia perspectiva; pero, ¿Qué pasaría si nuestra personalidad, creencias y pensamientos fueran diferentes, como evaluaríamos y resolveríamos las diferentes situaciones que se nos presentan?, ¿Cuáles son estas características que ayudan al proceso creativo y cuáles son las que tenemos más desarrolladas y cuáles menos, y si no contamos con algunas de ellas como podemos hacer para formar mejores equipos de trabajo con los conocimientos, creencias y características óptimas para evaluar situaciones que requieran la generación de ideas creativas.


El candidato ideal para integrar un equipo creativo es el tipo de persona que tiene un área de conocimientos o especialización importante, pero que además posee una gran variedad de intereses y esto lo ha llevado a adquirir conocimientos en diferentes áreas; esta característica combinada con algunas otras, resulta muy útil y genera un terreno fértil para aportar soluciones creativas.


La transferencia de dominios aprovecha la pluralidad de puntos de vista, de conocimientos y habilidades diversos de un grupo para acelerar los procesos creativos.


Un experto en creatividad, Tom Kelley realiza una clasificación de los perfiles de las personas entre las que se encuentran las siguientes:


El antropólogo; son personas que lo ven todo con ojos de principiante; con mucha curiosidad y sorpresa; no tienen prejuicios y observan siempre sin juzgar; esto los lleva a tener una gran capacidad de empatía hacia las personas y además, a ser muy buenos comunicadores.


El experimentador; es una persona sumamente trabajadora, muy curiosa, que disfruta la interacción con personas jóvenes, que aporta soluciones e ideas muy diferentes a las tradicionales; disfrutan aportando muchas soluciones y creando muchos modelos porque están convencidos de que no hay una sola respuesta para cada pregunta, sino hay múltiples soluciones, y prefieren explorar tantas como sea posible; son personas a las que no les importa romper reglas con tal de satisfacer su curiosidad.


El saltador de obstáculos; son personas muy perseverantes, siempre ven las cosas desde una nueva perspectiva, con una luz diferente; tienen una gran tolerancia ante el estrés, no se preocupan ante las restricciones; puede ser que no tengan mucho dinero, tiempo, o recursos para hacer las cosas; pero siempre encuentran la forma de resolverlo; para ellos nada representa un problema, cada obstáculo es una oportunidad. Si alguien les dice: -Tú dedícate a lo tuyo, y no hagas más que lo que se te pidió. Eso no es válido, se dan la vuelta, y hacen todo lo que su creatividad les dicta.


El colaborador; es una persona que tiene la habilidad para integrar gente de diversos perfiles y ponerla a trabajar de una manera armoniosa, tiene una gran habilidad para mantener la motivación y para evitar que surjan conflictos en el grupo; ejercen el liderazgo desde el medio, es decir, no se notan mucho, pero hacen todo lo posible para que todo el mundo esté colaborando; adoran la interdependencia, y el trabajo basado en juegos.


El polinizador; es tal vez el mayor recurso en el proceso de transferencia de dominios; es una persona que va como las abejas, de flor en flor, en este caso sería de área en área, tomando ideas, conceptos, elementos de un lado y de otro, de una persona y de otra, para combinar ideas y conocimientos y crear una red que aprende y que innova; son personas capaces de ver tendencias y patrones que otras no pueden percibir; disfrutan mucho aprendiendo de diferentes campos del conocimiento, a través de libros, películas, internet, viajes, museos; en la interacción diaria con la gente; su vida es estar aprendiendo porque les gusta saber de muchas cosas y relacionarlas de una manera novedosa.


En la conformación de equipos de trabajo para la generación de procesos creativos; es importante que podamos conocer y analizar a otros con quienes interactuamos, para poder integrar el mejor equipo, y así lograr mayores resultados. Esta estrategia implica, en cada uno de los integrantes, una gran tolerancia hacia formas de actuar y pensar diferentes, flexibilidad de pensamiento; tener una gran cantidad de conocimientos sobre áreas muy diversas, y tener ubicado dónde están tales fuentes de conocimiento.

Lluvia de ideas

La lluvia de ideas es una herramienta que implica compartir la experiencia en la creación de ideas innovadoras; es decir, solicitar ayuda y aportaciones de otras personas sobre un problema determinado para generar ideas creativas de solución.


El objetivo inicial en este procesos es tener muchas ideas, inicialmente importa más la cantidad que la calidad y para esto debemos trabajar en dos cosas; la inhibición natural que tenemos para expresar nuestros puntos de vista, y las ganas de criticar las ideas de los demás; la inhibición de las personas al manifestar sus opiniones puede trabajarse mediante algunas técnicas de dinámica de grupos; durante la sesión de generación de ideas tenemos que controlarnos y no emitir juicio alguno; esto implica contar con un ambiente relajado con todos los integrantes del equipo al mismo nivel, aquí todas las ideas son valiosas no importa que quien provengan y ninguna debe ser rechazada


Esta herramienta consta de dos partes; la primera, la aportación libre y desinhibida de ideas que por absurdas que puedan parecer son anotadas por un moderador; en la segunda fase, se analizan y seleccionan las ideas más adecuadas para la solución del problema


El coordinador debe ser muy hábil para mantener el ritmo del grupo en la generación de ideas, y al mismo tiempo mantenerlo enfocado en el problema; también es importante, durante la primera fase, no comparar una idea con la otra, en este momento todas valen lo mismo; también es muy importante que en la medida de lo posible tengamos gente con diversos perfiles, porque implica que vamos a ver el problema desde diferentes ángulos.

Seis sombreros para pensar

Seis sombreros para pensar es una herramienta publicada por Edward De Bono, y que nació durante la aplicación de un proceso de Lluvia de ideas; consiste en una metodología para el análisis de problemas y toma de decisiones en grupo; esta herramienta, combinada con el pensamiento lateral, facilita el análisis los problemas de un modo más detallado para encontrar soluciones.


Este proceso es similar a la de transferencia de dominios pues en él se trata de visualizar la problemática que se analiza bajo diferentes enfoques, cada uno de estos enfoques se corresponden con el color de cada sombrero, y nos permite examinar una situación desde varios ángulos posibles.
Sombrero azul; es el que coordina y controla al resto de sombreros; controla los tiempos y el orden en la intervención de los mismos.
Sombrero blanco; para pensar de manera más objetiva y neutral posible.
Sombrero rojo; para expresar nuestros sentimientos, sin necesidad de justificación.
Sombrero negro; para ser críticos de una manera negativa y pensar por qué algo no podría salir bien.
Sombrero amarillo; al contrario que el sombrero negro, con este se intenta buscar los aspectos positivos sobre un determinado aspecto.
Sombrero verde; abre las posibilidades creativas y está íntimamente relacionado con su idea de pensamiento lateral o divergente.

TRIZ

Existen técnicas más estructuradas para la búsqueda de soluciones, entre ellas tenemos una conocida como TRIZ; que es un método basado en el estudio de modelos de evolución de patentes y en otros tipos de soluciones a problemas; su aplicación se da principalmente en la solución de problemas de estrategia, gestión o tecnología; por su medio se llega a la solución de los problemas planteados y permite la gestión del conocimiento obtenido para la solución de situaciones similares que pudieran presentarse en el futuro.


TRIZ sorprende por la rapidez y calidad de resultados en la solución a problemas de las Industrias y ciencias básicas; es una técnica basada en el conocimiento y consiste en utilizar el máximo de experiencias previas disponibles sobre un problema concreto que se resuelve adecuando las soluciones aplicadas previamente a problemas similares. Genrich Altshuller desarrolló este método a través del análisis de un gran número de patentes de invención; en su análisis se dio cuenta de que los inventos resolvían problemas diferentes de campos muy diferentes, pero que las soluciones aplicadas podían obtenerse a partir de un conjunto relativamente reducido de principios. El método ha sido aplicado casi exclusivamente a la resolución de problemas técnicos o tecnológicos y hoy es una de las técnicas de creatividad más utilizada por empresas y universidades.


El método TRIZ tiene 3 principios básicos:


Principio 1; “La mayoría de los sistemas hechos por el hombre evolucionan siguiendo pautas predeterminadas, en vez de modo aleatorio; estas pautas se pueden conocer a través del estudio de la evolución de los sistemas y el conocimiento adquirido y se les puede utilizar para acelerar la evolución de otros sistemas”.


Principio 2; “La mayoría de los sistemas técnicos que existen tienen recursos redundantes, es decir, tienen más recursos de los necesarios para realizar las funciones para las que fueron concebidos; como consecuencia, casi todos los sistemas pueden realizar su función de forma más efectiva o realizar funciones adicionales, sin necesidad de ser modificados”.


Principio 3; “Se pueden encontrar formas comunes de resolver problemas o de mejorar un sistema, con base en las etapas de evolución determinadas mediante un análisis histórico de las invenciones; esto permite que el conocimiento para la innovación pueda ser registrado y transferido”.


En la metodología de TRIZ existen dos tipos de situaciones que debemos enfrentar:


Donde las soluciones son previamente conocidas; estas pueden ser resueltas con información obtenida de los textos técnicos y publicaciones especializadas, así como consultas a especialistas.


Aquí, el problema particular es llevado a un nivel general o estándar de naturaleza similar; un estándar que es perfectamente conocido y de donde vendrá la solución buscada.


Ejemplo: Supongamos que necesitemos diseñar un dispositivo rotatorio cuya salida es 100 rpm, a partir de un motor eléctrico de CA 2300 rpm.; el problema estándar análogo es como reducir la velocidad del motor, por lo tanto la solución estándar es utilizar un reductor de velocidad o caja de transmisión mediante engranes, luego este reductor será diseñado con apropiadas dimensiones, peso, torque, etc.


En general el 90 % de los problemas que se enfrentan ya fueron resueltos por alguien en algún lugar, de modo que la búsqueda hacia la solución ideal se puede encontrar rápidamente mediante la gestión del conocimiento; gran parte de este conocimiento son las patentes y descubrimientos tecnológicos que se han realizado hasta la actualidad.


Donde las soluciones son desconocidas; los problemas con soluciones desconocidas se manejan con algunas de las herramientas anteriores, el pensamiento analógico, la ingeniería inversa, las listas combinadas, la lluvia de ideas, la transferencia de dominios, o los seis sombreros para pensar; solo que en este caso documenta adecuadamente el proceso para formar una base de conocimientos para solución de futuros problemas.


Todos podemos generar ideas creativas, solo es cuestión de actitud y de alimentar a nuestra mente con información y conocimientos.


¡Despierta, libera tu potencial, trabaja en tu mente…!

Fuente: https://www.gestiopolis.com/



When children have opportunities to develop executive function and self-regulation skills, individuals and society experience lifelong benefits. These skills are crucial for learning and development. They also enable positive behavior and allow us to make healthy choices for ourselves and our families.

Executive function and self-regulation skills depend on three types of brain function: working memory, mental flexibility, and self-control. These functions are highly interrelated, and the successful application of executive function skills requires them to operate in coordination with each other.

Each type of executive function skill draws on elements of the others.

  • Working memory governs our ability to retain and manipulate distinct pieces of information over short periods of time.
  • Mental flexibility helps us to sustain or shift attention in response to different demands or to apply different rules in different settings.
  • Self-control enables us to set priorities and resist impulsive actions or responses.

Sigue leyendo en http://developingchild.harvard.edu/science/key-concepts/executive-function/



La propuesta del australiano Tony Ryan en su libro “Thinkers Keys: A powerful program for teaching children to become extraordinary thinkers” consiste en cómo crear rutinas del pensamiento efectivas mediante la ayuda en el aula de 20 diferentes llaves que “abren” el pensamiento al proceso crítico y creativo. Especialmente indicado para alumnos entre 8 y 14 años, Ryan hace dos grandes clasificaciones por colores de las llaves según la esencia de la estrategia o proceso del pensamiento:

  • Llaves moradas: desarrollo del pensamiento crítico. Sirven para investigar, para la organización y programación personal, para el desarrollo de planes de acción, para la reflexión… 


  • Llaves naranjas: desarrollo del pensamiento creativo. Por ejemplo, para generar nuevas ideas, para ampliar los límites de la creatividad personal, para modificar el punto de vista… 



Llaves que abren el pensamiento lateral o divergente.

Este manojo de 20 específicas llaves es una metáfora muy potente y kinestésica que a los niños les encanta; las llaves son, en definitiva, estrategias para desarrollar el pensamiento crítico y creativo, una efectiva herramienta para la enseñanza de las destrezas del pensamiento.

En esta misma línea, se sitúan otros autores que admiro, grandísimos referentes de primer orden como Robert J. Swartz, Arthur L. Costa y Rebecca Reagan, creadores del Aprendizaje Basado en el Pensamiento (Thinking Based Learning).

Múltiples estrategias del pensamiento.

3 Características importantes del Aprendizaje Basado en el Pensamiento:

  1. El desarrollo del pensamiento no es opcional, o una extra ball de la partida de la educación integral, la calidad con la que desarrollemos nuestro pensamiento definirá la calidad de nuestro aprendizaje
  2. El aprendizaje basado en el pensamiento debe estar integrado en el contexto curricular del área concreta, no de una forma aislada. Integrado en el contexto es como se construye un aprendizaje significativo de las habilidades del pensamiento, si no, se olvida. 
  3. La secuenciación de las diferentes llaves es clave para el éxito de esta metodología. Por ejemplo para resolver una cuestión o problema la secuenciación de llaves morada – naranja – morada: La pregunta – El brainstorming – La decisión facilitará la eficacia de la metodología. 


“The quality of learning will be determined by the quality of thinking”
Tony Ryan

Las 20 llaves del pensamiento:

1. LA PREGUNTA: Todo comienza con una respuesta. Debéis hacer preguntas que tengan esa respuesta planteada. Por ejemplo “medianoche”.

2. LA INVERSA: Haz una lista de cosas con respecto al tema dado que no se puedan hacer o que nunca puedan suceder. Escribe frases que empiecen por: “No se puede…” “Nunca…” “No he…” Por ejemplo animales que nunca hayas visto en el mar… o cosas que nunca hayas visto en Australia… o cosas que nunca podrás fotografiar… o 5 sonidos que nunca hayas oído.

3. BRAINSTORMING: Plantea un problema o cuestión (siempre empezar el planteamiento por: ¿Cómo…? o ¿Cómo harías…?) que necesite ser resuelto y usa la técnica del Brainstorming de Alex Faickney Osborn, descrita en un anterior post, pincha aquí, para generar posibles soluciones. Por ejemplo, ¿cómo harías para convencer a la gente a no usar el transporte privado para ir sus trabajos?

En este vídeo el mismo Tony Ryan, introduce la metodología de las 20 Thinkers Keys, y apunta 3 claves de la enseñanza de las destrezas del pensamiento o del Teaching Thinking.


Abrir el pensamiento al proceso crítico y creativo.

4. USOS DIFERENTES: Pon la imaginación a trabajar y haz una lista de todos los posibles usos que se te ocurran para un objeto. Por ejemplo un clip de papelería, una cuchara, una caja de cartón, un palo de helado, una nariz roja de payaso…

5. CONSTRUIMOS: Consiste en plantear tareas de construcción utilizando materiales limitados, disponibles y al alcance en dicho momento, por ejemplo, construir la estructura estable más alta con 10 pajitas y 4 gomas, o con 8 espaguetis y 1 rollo de celo.

6. LOS INVENTOS: Desarrolla inventos que estén construidos de una manera inusual. El primer paso puede ser croquizar el proyecto, dibujándolo a mano alzada para diseñar su posible construcción. Por ejemplo inventar un robot o monstruo con botellas de plástico, cerillas, pelotas, rollos de cartón, algo comestible…


Las llaves del pensamiento: un nuevo enfoque.

7. RELACIONES FORZOSAS: Los alumnos deben pensar posibles soluciones a un problema considerando los atributos de objetos dispares. Por ejemplo, bajar una cometa que se ha colgado en un árbol con objetos extraños…

8. LAS DESVENTAJAS: Elije un objeto o una actividad y haz una lista de desventajas. Después haz una lista eliminándolas o haciendo propuestas de corrección de estas desventajas conectándolas entre ellas de alguna manera. Por ejemplo para un tenedor, una piscina, un paraguas o un parque infantil.

9. LAS ALTERNATIVAS: Los alumnos hacen una lista de formas de completar una tarea sin usar herramientas normales. Por ejemplo, lavarse los dientes sin cepillo, cortar el césped sin cortacésped, tostar pan sin tostadora o pintar un mueble sin pinceles.

10. LA COMBINACIÓN: Haz una lista con los atributos de objetos diferentes, uno del tema concreto que estéis trabajando y otro ajeno. Después combina los atributos en un solo objeto. Por ejemplo de una trampa para ratones y una hoja de árbol.

11. EL ALFABETO: Los alumnos hacen una lista de palabras, de la A a la Z, que tengan cierta relevancia con respecto a una categoría dada en un área de estudio.


Tantos candados como habilidades o destrezas del pensamiento.

12. LA IMAGEN: Mira ese dibujo o imagen, no relacionada directamente con el tema o área de estudio y haz las conexiones posibles. Haz una lista de 10 cosas que la imagen pueda representar. Como dibujo, para potenciar el resultado, lo ideal son diagramas simples (círculos, polígonos… con alguna variación esquemática).


La calidad del aprendizaje se apoya en la calidad del pensamiento.

13. RIDÍCULO: Se te ha planteado una frase ridícula, sin sentido que parece imposible llevar a cabo. Intenta hacerla realidad dándole fundamento. Por ejemplo que un astronauta diga: “robémosle unas estrellas al cielo” o que el Gobierno de un país regale un coche nuevo a cada contribuyente por pagar sus impuestos.

14. ¿QUÉ PASA SI…?: Con un tema concreto se puede responder a esta pregunta siendo serio o frívolo. Es práctico que el grupo-clase elabore un mapa conceptual (técnica de Tony Buzan, explicada en este post: pincha aquí). ¿Qué pasaría si el precio del petróleo se duplicara? ¿Qué pasaría si el nivel del mar subiera 3 metros en el planeta? ¿Qué pasaría si todos los coches se convirtieran en skateboards?

15. EL M.A.C.: Siguiendo el acrónimo (M: mayor, A: añadir, C: cambiar/quitar) reinventa o diseña objetos del día a día. Por ejemplo para una bici o una tabla de surf.

16. INTERPRETAMOS: Describe una situación poco corriente o inusual. Pide a los alumnos que piensen en diferentes explicaciones o posibilidades para la existencia de esa situación. Por ejemplo, te encuentras a tu vecino desnudo con la toalla alrededor de la cintura, el pelo teñido de verde, fuera de su casa y sin poder entrar en su piso.


Algunas de las llaves de Tony Ryan.

17. LO COMÚN: Escoge dos objetos que no tengan nada en común e intenta buscar las posibles relaciones entre ellos. Por ejemplo el Museo del Prado y el pico Monteperdido del Pirineo.

18. EL MURO DE LADRILLOS: Toma la situación planteada que es incuestionable, y ofrece alternativas para romper el muro. Por ejemplo, el Gobierno necesita recaudar impuestos para pagar los servicios básicos.

19. LA PREDICCIÓN: Partiendo de una situación dada haz todas las predicciones que se te ocurran. Por ejemplo, predecir cómo serán los colegios dentro de 200 años… o qué fuente de energía usarán los coches del futuro… o qué tareas del hogar habrán desaparecido en el futuro…

20. LAS VARIACIONES: Palabras clave, ¿de cuántas maneras puedes…? Por ejemplo, ¿de cuántas maneras puedes lavar a un elefante? ¿hacer nuevos amigos? ¿encender la TV? ¿pintar una casa?

Para terminar, como siempre, una de mis citas preferidas:

“No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo”
Albert Camus


Albert Camus y el Coaching Educativo.

Fuente: https://educarparaelcambio.com/2015/03/24/como-desarrollar-el-pensamiento-critico-y-creativo-las-llaves-de-tony-ryan/

La neuroeducación lo afirma, leer en la infancia y tener una buena educación emocional evita muchos trastornos del aprendizaje. Así que manos a la obra: descubre más de 50 cuentos y libros preciosos para trabajar las emociones con los niños.

Hace unas semanas fui a una charla sobre neuroeducación impartida por la neuropsicóloga pediátrica, Roser Colomé, donde trataba el desarrollo cerebral del niño y los trastornos del aprendizaje relacionados con el fracaso escolar. Destacó muchas cosas muy interesantes e importantes pero hoy me gustaría compartir contigo estas que me encantó escucharlas nuevamente en un ámbito científico dirigido a profesores y padres:

  • El cerebro está preparado, durante los 6 primeros años, para la adquisición del lenguaje. Todo está centrado en esta acción por lo que la lectroescritura no debería aparecer hasta esa edad, momento en que comenzará a asimilarlo mejor.
  • Durante los 6 primeros años de vida está demostrado que la lectura asidua estimula y favorece el desarrollo del lenguaje y la adquisición de normas sencillas como esperar turnos de conversación. Por lo que leer cada día con ellos es uno de los mejores regalos que le podemos hacer.
  • Fortalecer el vínculo familiar y trabajar la educación emocional desde la infancia influye en una buena salud mental del niño.
  • El aprendizaje está basado en la emoción: “Sin emoción no hay aprendizaje”

Todo esto (y otras tantas cosas más que comentó), reditúa en un crecimiento sano y fuerte del niño que le lleva a afrontar la vida con optimismo, felicidad y curiosidad.

Pues si unimos los dos rasgos importantes que acabo de destacar: lenguaje y emoción, no hay mejor lugar para encontrarlo que en los cuentos. Por eso hoy te traigo una selección preciosa de libros infantiles para trabajar las emociones con los niños; para adquirir vocabulario pero también para conocerlas, empatizarlas y aprender a gestionarlas.

Así que abre bien los ojos y el corazón y déjate sumergir en el mundo de las emociones con esta cuidada selección de libros infantiles y encuentra aquellos que más os pueda interesar. Verás que están clasificados por emociones pero esto es relativo porque en un mismo libro se pueden tratar varias emociones a la vez pero también podemos descubrir que al leerlo pueden aflorar otras emociones nuevas en nuestro interior:

Libros para niños sobre emociones

Esta selección incluye libros que hablan de muchas emociones a modo de herramienta para mostrar los diferentes sentimientos que llevamos dentro.

Laberinto del Alma

Un viaje hacia el interior de uno mismo donde explorar los estados del alma acompañados de unas ilustraciones inspiradoras y sugerentes. Un diccionario de emociones que llega hondo.
Laberinto del Alma

. Autora/Ilustradora: Anna Llenas

. Editorial: Planeta}

¡Sentimientos! Coco Y Tula

Un libro para los más pequeños que ayudará a conocer, reconocer y expresar sus emociones ayudándose de “sentimientómetro” donde pintar y medir su emoción.

{¡Sentimientos! Coco Y Tula

. Autora: Patricia Geis

. Ilustrador: Sergio Folch

. Editorial: Combel}

Monstruo Triste, Monstruo Feliz

Este me gusta porque a parte de que ayuda a los más pequeños a conocer las emociones, permite trabajarlas a partir de algo tan temido para ellos, los monstruos, y ver que realmente aquello que tanto temen, también puede tener sentimientos. Por otro lado, trae 7 máscaras de monstruos con diferentes emociones para jugar con ellas.

{Monstruo Triste, Monstruo Feliz

. Autor/Ilustrador: Ed Emberley

y Anne Miranda

. Editorial: Océano Travesía}

Diario de las Emociones


Un diario donde interactuar con él para poder sentir, expresar y crear nuestras propias sensaciones sobre las emociones que vivimos. Una forma de sacar fuera aquello que llevamos dentro por medio de propuestas creativas.

{Diario de las Emociones

. Autora/Ilustradora: Anna Llenas

. Editorial: Paidós

Así es mi corazón

Una introspección al corazón para que los más pequeños puedan ir conociendo los diferentes sentimientos y emociones acompañados de preciosas ilustraciones.

{Así es mi corazón

. Autora: Jo Witek

. Ilustradora: Christine Roussey

. Editorial: Bruño}

Emocionario. Di lo que sientes

Un diccionario de emociones encadenadas, ideal para ir a buscarlo cada vez que necesitemos explicar o comentar una emocionan. En su web encontrarás un montón de recursos gratuitos y muy interesantes para trabajar con este libro en casa y en el cole.

{Emocionario. Di lo que sientes

. Autores: Cristina Núñez Pereira y Rafael Romero

. Ilustradores: VV.AA. Editorial: Palabras Aladas}

Nube

A partir de su amigo imaginario, Nube, una niña va pasando por los diferentes estados de ánimo acompañados de la ilustración colorista y emotiva que nos permiten empatizar más. Un homenaje a la amistad y a esos amigos imaginarios de la infancia.

{Nube

. Autora/Ilustradora: Glòria Falcón

. Editorial: Alba}

El pequeño Edu no está enfadado

En esta ocasión de la colección de “El pequeño Edu”

, Edu nos enseña a ponerle palabras y gestos faciales a los sentimientos que surgen en situaciones cotidianas que cualquier niño podrá reconocer y sentirse identificado con ellas.

{El pequeño Edu no está enfadado

. Autora/Ilustradora: Linne Bie

. Editorial: Juventud}

Recetas de Lluvia y Azúcar

Una delicia de libro para los más grandes y en especial, para aquellos niños que tengan afinidad por la cocina. Un recetario de mezclas emotivas y dulces donde dejarse degustar los manjares emocionales.

{Recetas de Lluvia y Azúcar

. Autora: Eva Manzano Plaza

. Ilustradora: Mónica Gutiérrez Serna

. Editorial: Thule}

Tipos Duros. También tienen sentimientos

Porque los súper Héroes también tienen sentimientos y esto lo tenemos que saber todos!! Un libro genial para desmitificar creencias y llevar los sentimientos a un plano real, cercano y normalizarlo.

{Tipos Duros. También tienen sentimientos

. Autor/Ilustrador: Keith Negley

. Editorial: Impedimenta}

Libros para niños sobre el amor

El primer beso

Una historia sencilla que nos lleva a reflexionar sobre qué nos hacen sentir los besos y quién nos dio el primer beso. Una forma de hablar de emociones a partir de los besos y del amor…

{El primer beso

. Autor/Ilustrador: Guido van Genechten

. Editorial: SM}

El pequeño jardinero

Una historia de un pequeño jardinero llena de emoción donde esa majestuosa flora y una verdadera ayuda hacen aflorar el entusiasmo, perseverancia y la fuerza del amor de esa personita, enterneciendo nuestros corazones.

{El pequeño jardinero

. Autora/Ilustradora: Emily Hughes

. Editorial: Impedimenta}

El Elefante y La Margarita

Una preciosa historia de amor que no acaba todo lo bien que uno espera pero que nos enseña varias moralejas importantes como que quién realmente quiere algo, puede conseguirlo, y que en el amor hay que ser valiente y olvidar el miedo.

{El Elefante y La Margarita

. Autores/Ilustradores: Emilio Lome

y Luis San Vicente

. Editorial: Diego Pun}

Te quiero (casi siempre)

Una bonita historia de amor donde los polos opuestos se atraen pero también se repelen, haciendo evidente que todos somos diferentes y no siempre es fácil aceptar esas diferencias.

{Te quiero (casi siempre)

. Autora/Ilustradora: Anna Llenas

. Editorial: Espasa}

La gran fábrica de las palabras

Hermosa y poética historia de amor de un niño y su vecina que encierra muchas reflexiones en su historia y muchas relecturas. Una historia donde las palabras se compran y cuestan caro y no siempre se pueden comprar aquellas que uno quiere por lo que su valor sentimental cambia…

{La gran fábrica de las palabras

. Autora: Agnes de Lestrade

. Ilustradora: Valeria Docampo

. Editorial: Tramuntana}

La isla del Abuelo

Una delicia de cuento que simboliza el amor verdadero que un abuelo y un nieto comparten, ese amor que se queda anclado en el corazón para siempre a pesar de que ambos, en un momento determinado, tengan que despedirse. Un libro precioso también para tratar las despedidas y la muerte de un ser tan querido.

{La isla del Abuelo

. Autor/Ilustrador: Benji Davies

. Editorial: Andana}

Libros para niños sobre la amistad

El León y El Pájaro

La amistad de un león y un pájaro nos enseña las claves del amor a la vida, al prójimo y a uno mismo, viviendo toda la historia embaucados de diferentes emociones como la alegría, el desamparo, la tristeza, la aceptación y el deseo, pero otras tantas más que se van generando en cada uno al ir leyendo y disfrutando de las ilustraciones.

{El León y El Pájaro

. Autora/Ilustradora: Marianne Dubuc

. Editorial: Tramuntana

}

La ovejita que vino a cenar

Una series de circunstancias hacen que el encuentro de una ovejita en casa del lobo acabe en vez de banquete en cariño y amistad… Una historia para analizar nuestras relaciones y amistades.

{La ovejita que vino a cenar

. Autor/Ilustrador: Steve Smallman

. Editorial: Beascoa}

No necesito amigos

De la relación hostil que se genera en los personajes surge un rotundo “No necesito amigos”, una afirmación que poco a poco entenderemos que no es viable porque todos necesitamos un amigo. Una historia simpática sobre la importancia del compañerismo que a más de uno le vendrá bien leer.

{No necesito amigos

. Autora: Carolyn Crimi

. Ilustradora: Lynn Munsinger

. Editorial: Picarona}

Adiós Manoplas

Otra relación de amistad donde el personaje al crecer quiere deshacerse de su compañero de juego que es ahora bobo, desastroso y lento… Pero se dará cuenta que crecer no significa desprenderse de los amigos fieles, sino todo lo contrario.

{Adiós Manoplas

. Autor/Ilustrador: Benjamin Chaud

. Editorial: Kókinos}

El país de los cuadrados y de los círculos

Figuras geométricas que nos hablan sobre diversidad y convivencia entre culturas distintas y de lo interesante y rico que es el momento en que entre ellas se mezclan y conviven mejorando ellos mismos y el lugar donde viven. Una historia curiosa también para trabajar la geometría de manera divertida.

{El país de los cuadrados y de los círculos

. Autor: Francesco Tonucci

. Ilustración: Osther Mayer. Editorial: SM}

Amigos

Una historia de amor y solidaridad de un gato que vive libre y de su mejor amigo, un pez en su pecera. El gato quiere enseñar al pez lo que es el mundo y lo lleva al lugar más hermoso del mundo para que se quede allí si quiere y pueda ser libre, pero él decide volver con el gato, su mejor amigo.

{Amigos

. Autor/Ilustrador: Michael Foreman

. Editorial: Lata de Sal}


Libros para niños sobre los celos

Los fantasmas no llaman a la puerta

Un simpática y divertida historia de dos grandes amigos que todo lo comparten, pero un día llega un tercero que hace tambalear la relación y uno de ellos busca de todas formas que ese tercer personaje desaparezca. Con mucho humor en su narrativa e ilustraciones, esta historia de celos acaba mejor de lo que esperamos.

{Los fantasmas no llaman a la puerta

. Autora: Eulàlia Canal Iglesias

. Ilustradora: Rocio Bonilla Raya

. Editorial: Algar}

Cuando estoy celoso

La serie de libros “Sentimientos

” nos permite trabajar emociones por separado con los más pequeños, como esta de los celos, con historias cortas y sencillas y con una guía para los padres.

{Cuando estoy celoso

. Autora/Ilustradora: Tracey Moroney

. Editorial: SM}

Libros para niños sobre el enfado

¿No hay nadie enfadado?

Preciosos cuentos cortos donde el enfado es el tema central de cada uno de ellos pero mostrado y representado de diferentes maneras, acompañados de unas ilustraciones sencillas y preciosas.

{¿No hay nadie enfadado?

. Autor: Toon Tellegen

. Ilustrador:Marc Boutavant

. Editorial: Edelvives}

El ogro que siempre estaba muy enfadado

Una preciosa historia que ejemplifica perfectamente que uno puede vivir siempre enfadado pero también puede cambiar y sentirse feliz y acompañado por sus amigos. Amigos que ayudan al personaje a cambiar de actitud.

{El ogro que siempre estaba muy enfadado

. Autora: Luisa Villar Liébana

. Ilustradora: Bárbara Perdiguera

. Editorial: SM}

Un rey muy testarudo

Un rey tan testarudo que acabará recibiendo su merecido a su tozudez. Un libro que está adaptado a la lengua de signos en sus páginas y lleva un DVD donde seguir el cuento en lengua de signos con las ilustraciones animadas.

{Un rey muy testarudo

. Autora: Montserrat Balada

. Ilustrador: Pep Boatella. Editorial: Carambuco}

Enfadados

La paz de un vecindario se ve truncada por la disputa de dos vecinos, plasmándose en la historia lo absurdo que puede llegar a ser un enfado y lo importante que es la buena convivencia para vivir en paz.

{Enfadados

. Autor: Roberto Aliaga

. Ilustrador: Miguel Cerro Rico

. Editorial: Fragatina}

Desavenencia

Una historia que puede sonar cotidiana contada por dos conejos que hacen de una feliz convivencia un calvario pero que al final han de unir sus fuerzas para salir vivos de las garras del zorro. Una oportunidad para hablar de la tolerancia, la adversidad y la amistad.

{Desavenencia

. Autor/Ilustrador: Claude Boujon

. Editorial: Corimbo}


Libros para niños sobre la tristeza

Grisela

Una ratita divertida un día se siente triste y busca mil formas de cambiar su aspecto para sentirse mejor pero sólo consigue que los demás se rían de ella. Una historia para los más pequeños donde poder hablar sobre la importancia de ser uno mismo.

{Grisela

. Autora: Anke de Vries

. Ilustrador: Willemien Min. Editorial: Kalandraka}

Cuando desapareció el mar

Un cuento histórico donde se expone las consecuencias de la devastación humana y la tristeza que causa en su protagonista. Otra forma de sentir la tristeza, para niños más grandes.

{Cuando desapareció el mar

. Autor: Francisco Sánchez

. Ilustradora: Bárbara Sansó. Editorial: Juventud}

Cuando me hice así de pequeño

Una historia para transmitir el sentimiento de tristeza o inferioridad que a veces nos hacen sentir otras personas y de la importancia de afrontar estos problemas. Pero no toda está perdido, sino que depende de cómo nos lo tomemos.

{Cuando me hice así de pequeño

. Autor: Roberto Aliaga

. Ilustrador: Miguel Ángel Díez

. Editorial: Anaya}

Vacío

Una bella y triste historia de una niña que intenta llenar ese vacío que se ha creado de repente en su interior pero por mucho que lo intente y busque no lo consigue. Cuando es consiente de su tristeza, pesadumbre y desasosiego las cosas cambian y se da cuenta que la solución está en su interior…

{Vacío

. Autora/Ilustradora: Anna Llenas

. Editorial:Barbara Fiore}


Libros para niños sobre la felicidad

Cuentos para ser feliz: Historias para ayudar a los más pequeños a vivir mejor

20 cuentos para contar padres a hijos y hablar sobre emociones como la tristeza, el miedo, la autoestima. Viene cada cuento acompañado de unas fichas de ayuda para los padres.

{Cuentos para ser feliz: Historias para ayudar a los más pequeños a vivir mejor

. Autor/Ilustrador:Gaspar Hernández

y Jordi Llavina

. Editorial: La Osa Menor}

Pomelo es feliz

Toda la serie de Pomelo

es preciosa para acercar a los niños a conocerse a sí mismos. Esta en particular nos habla, en tres relatos, de la importancia de aprender a convivir con nuestras particularidades y hacer frente a los problemas y a nuestros miedos para vivir felices.

{Pomelo es feliz

. Autor: Benjamin Chaud

. Ilustradora: Ramona Bâdescu

. Editorial: Kókinos}

Tristania Imperial

Una historia de brujas que quieren entristecer el mundo empezando por un parque de atracciones. Los personajes han de decidir si unirse al mal o actuar para hacer brillar la alegría en todas partes.

{Tristania Imperial

. Autor:/Ilustrador: Jaume Copons

. Editorial: Babulinka}


Libros para niños sobre la generosidad y solidaridad

El momento perfecto

Un relato en el que todos nos podemos ver reflejados: una ardilla que tiene mucha prisa pero en el camino todos necesitan de su ayuda y se lo ponen difícil para llegar a su hora. Pero es que la ardilla no puede dejar de ayudar a quien le pide ayuda, a pesar de tener tanta prisa…

{El momento perfecto

. Autora: Susanna Isern

. Ilustrador: Marco Somà

. Editorial: Fragatina}

La abeja de más

Parece ser que en la colmena hay una abeja foránea y esto hace que haya poco espacio. Todas las abejas se ponen histéricas por saber quién será “la otra” y cuál será la que se tenga que ir, hasta que la abeja madre, con su solidaridad y generosidad, dice que todos son abejas y que sólo falta ampliar más la colmena.

{La abeja de más

. Autor: Andrés Pi Andreu

. Ilustrador: Kim Amate

. Editorial: Takatuka}

La cebra Camila

Una cebra que desoye las recomendaciones de su madre y se encuentra con un problema que la pone muy triste. Pero la generosidad de los personajes que se va encontrando hará que se sienta un poco mejor… Pero más contenta se pondrá con lo que su madre le dirá al llegar a casa.

{La cebra Camila

. Autora: Marisa Núñez

. Ilustrador: Óscar Villán

. Editorial: Kalandraka}

El árbol generoso

Un clásico donde la vida de un niño, desde su infancia hasta su etapa de anciano, la vive acompañado de su incondicional y generoso árbol que le acompaña. Y en ese camino de la vida aprenderemos leyendo del amor incondicional, del interés, del daño al planeta, etc.

{El árbol generoso

. Autor/Ilustrador: Shel Silverstein

. Editorial: Kalandraka}

Libros para niños sobre el miedo

Poquito a poco

Una tierna historia de una nutria que no sabe nada y de como, poquito a poco, va adquiriendo nuevas habilidades que al principio dan miedo. Una bella manera de alentar a los más pequeños a superar nuevos retos.

{Poquito a poco

. Autora: Amber Stewart

. Ilustradora: Layn Marlow

. Editorial: Fortuna}

Mis pequeños miedos

Una historia donde una niña habla de todos los miedos que se va encontrando y sintiendo. Un catálogo casi completo de miedos para empatizar y hablar con los niños.

{Mis pequeños miedos

. Autora: Jo Witek

. Ilustradora: Christine Roussey

. Editorial: Bruño}

El autobús

Una curiosa historia que habla de esos miedos a las primeras veces, como en este caso, a coger sólo el autobús por primera vez. Una historia divertida a modo de Caperucita Roja donde no hay que perder detalle de las ilustraciones para enriquecer su lectura.

{El autobús

. Autora: Marianne Dubuc

. Ilustradora: Maria Teresa Rivas

. Editorial: Tramuntana}

La oscuridad

Respeto, miedo y curiosidad siente el protagonista de esta historia a la oscuridad, pero que a lo largo de la historia contada con intriga, irá superando. Una oportunidad de trabajar los miedos con los niños más grandes.

{La oscuridad

. Autor: Daniel Handler

. Ilustrador: John Klassen. Editorial: Océano Travesía}

Los atrevidos dan el gran salto

La selección de libros “Taller de emociones

” de Elsa Punset son geniales para trabajar este tema y enganchar a los niños en la lectura. En este caso un grupo de amigos harán magia con sus emociones en cada aventura que vivan y nos enseñarán a calmarlas, ponerles nombres y a transformarlas!

{Los atrevidos dan el gran salto

. Autora: Elsa Punset

. Ilustradora: Rocio Bonilla

. Editorial: Beascoa}


Libros para niños sobre la incomprensión

Todos menos uno

Cuenta en esencia la historia de un guisante diferente que baja de su planta para buscar por el mundo su propia identidad. Cuando vuelve se siente incomprendido por su nuevo aspecto, pero lo que aún no sabe es que su iniciativa cambiará la vida de otros colegas.

{Todos menos uno

. Autor/Ilustrador:Eric Battut

. Editorial: Libros del Zorro Rojo}

Caramba

Un gato es diferente al resto, no sabe volar como los otros, pero por casualidad encuentra su virtud y se da cuenta que ser diferente tiene sus cosas buenas. Una historia de amistad, solidaridad, respeto y diversidad.

{Caramba

. Autora/Ilustradora: Marie-Louise Gay

. Editorial: Lata de Sal}

Pequeño pájaro de tierra

La diferencia está en ser soñador, cosa que los racionales no aceptan pero el topo, con su imaginería y su tesón, conseguirá su sueño y demostrará cómo hacer posible lo imposible.

{Pequeño pájaro de tierra

. Autor: Oliver Scherz

. Ilustradora: Eva Muggenthaler

. Editorial: Lóguez}

Cuervo

Cuervo siempre estaba sólo porque el resto no querían estar con él porque es complementarte negro. Intenta cambiar pero todo sigue igual hasta que pasa algo que cambia la historia. Una historia para hablar de la diferencia, la empatía, la tolerancia, la integración y los prejuicios.

{Cuervo

. Autor/Ilustrador: Leo Timmers

. Editorial: Algar

* * *

Y hasta aquí está exquisita selección que puedes complementar con estos otros libros sobre emociones, miedos, valores, acoso escolar, diversidad que te he recomendado anteriormente. ¿Y tú cuál me recomendarías?


Fuente: rejuega.com