martes, 5 de febrero de 2013

Cuestión de Educación

Si te perdiste "Salvados", descubre las mil y una diferencias entre la política educativa de Finlandia y la de España. Para ver el programa completo puedes seguir el siguiente vínculo:
Hay en la web un montón de referencias sobre el programa, como éste que he visto en Barcelanaya:

Salvados, Jordi Évole y su tablet volvieron el domingo por la noche y de qué manera, para hablar sobre la Educación en el programa Cuestión de Educación. Para ello, primero el presentador entrevistó a Jurjo Torres, Catedrático en Didáctica y Organización Escolar en la Universidad de A Coruña.

En esta entrevista se dieron a conocer algunos datos, como que los informes de la UNESCO sitúan a España como el país de Europa con mayor índice de fracaso y abandono escolar, uno de cada tres alumnos abandona la escuela.

Parte de la culpa la podría tener las seis reformas educativas que se han vivido, la séptima que se está preparando ahora y “la octava por si acaso”. Demasiadas para el Catedrático. Estas reformas van dirigidas a mejorar el sistema educativo aunque hay otras que van dirigidas a otros intereses. “Ahora el Gobierno dice que los contenidos obligatorios lo legislan ellos y lo evalúan externamente también. Es ya una política de control”, comenta el Torres.

Una de las claves en el sistema educativo para el catedrático es la calidad del profesorado. “El país arrastra un déficit en la formación y actualización del profesorado muy notables. Sólo hay que ver que para acceder a la carrera de magisterio sólo se necesita un cinco”. En Finlandia, “los mejores expedientes van para la carrera de Educación”, concluye Jurjo Torres.

En cuanto a los recortes, Torres afirmó que es totalmente “imposible recortar ese dinero sin repercutir a la calidad de la enseñanza”.

Antes de viajar a Finlandia, “la NBA de la educación”, Évole visitó la escuela pública Antaviana para entrevistar al director, Francesc Freixant quien comenta que el presupuesto de la escuela ha disminuido respecto a 2005, “casi la mitad”. Además, la Administración está tardando en pagar a los centro. “Nos debe 16.000 euros y de momento nadie dice nada”. Para hacer frente a ese dinero se retrasa el pago a proveedores.

Incluso los recortes en becas comedor han sido cruciales porque ayudaban “a luchar contra el abstentismo”. Ahora, hay niños que, según el director, vuelven a casa a comer y ya no regresan al colegio.

En cuanto a Finlandia, Évole se encontró con una gran diferencia respecto al sistema educativo español. Allí habló con Mari Peteri, una profesora de finés y español, quien aseguró que en Finlandia el 98% de las escuelas son públicas y los padres no pagan nada por la educación de sus hijos. Ni gastos de comedor, ni libros, ni matrículas ni nada.

Además, la Educación es un tema tan serio para el Estado en Finlandia que cuando el Gobierno quiere hacer una reforma educativa, hablan con el profesorado para saber qué es posible y qué no. “Los profesores en los centros no notamos el cambio de Gobierno”. La Educación es una cuestión de Estado “tienen consensos bastante fuertes e idean la enseñanza a largo plazo”.

En comparación de datos, según la UNESCO, en España hay un 30% de abandono escolar, mientras que en Finlandia es del 0,2%. La escuela tiene 18 alumnos por aula y si tuviera un alumno que necesitara una educación especial “podría bajar el número de alumnos o tener un profesor de refuerzo”.

Évole también habló para Salvados con dos profesoras españolas de prácticas en Finlandia. Allí, la profesión de profesor es de ”gran prestigio”. Las españolas en prácticas aseguran que es equiparable a la de Medicina en España. “En el país finés están más preparados, tienen que estudiar un máster y sólo el 10% de la gente que quiere dedicarse a ello consiguen hacerlo”, comenta una de ellas.

En España, “es de otra manera”. Una de las chicas asegura que Magisterio “es la carrera que todo el mundo elige cuando no le dan la nota”, las notas de corte son bajas y siempre hay plazas libres.

Cuando hay un conflicto entre un alumno y un profesor, los padres se ponen de parte del profesor. “Con comunicar el conflicto a los padres es suficiente”, aseguran. “Ellos se encargan de poner medidas para que no vuelva a ocurrir”.

Los padres en Finlandia participan más en la educación de sus hijos. “De hecho, la escuela imparte clases de español para que los padres puedan ayudar a sus hijos con los deberes. En España en impensable”, declara una de las españolas.

Para terminar, Jordi Évole habló con varios padres finlandeses y españoles residentes en Finlandia sobre la preparación de sus hijos. El secreto de la educación en Finlandia no está en las aulas sino en cómo está montada la sociedad. “Hay que formar a cada persona para que pueda sacar lo mejor de sí mismo”, asegura un finlandés.

Muchos pueden pensar que pueden hacerlo porque hay mayores impuestos, pero según los padres no hay “grandes diferencias en el pago de impuestos”. “La diferencia es que aquí todo el mundo paga impuestos”, comenta Marc Cerdá, profesor de primaria de la escuela Käpylä.

Como consejo, uno de los padres comenta la crisis análoga a la de España que vivió Finlandia en los años 90. “Se hicieron recortes en enseñanza y eso se está notando ahora” Y es que, los niños que lo sufrieron son “los que están marginados y parados”. “Por los recortes en la enseñanza de Finlandia hay una generación perdida”, declara el español y concluye: “O inviertes en aquella gente menuda o a la larga lo acabas pagando”.