¿No te entiendes con tus alumnos por culpa del idioma? INTERCULTURALIDAD

La interculturalidad abarca un gran ámbito de trabajo. Uno de los muchos aspectos donde nos puede ser útil es cuando el idioma nos resulta una "barrera" y no una ayuda en nuestra labor.

Empieza por pedir ayuda a tu EOEP (Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógica) y a tu CPR (Centro de Profesores y de Recursos). Seguro que ellos te asesoran mejor que nadie en los primeros momentos, y te dan herramientas y formación para que te puedas comunicar y enseñar a tus alumnos mejor y más rápido durante el resto del curso.

Mientras tanto te propongo algunas webs que puedes ir consultando, pues tienen numero material para empezar (clica en las imágenes):

CUADERNO INTERCULTURAL:


Un apartado del Cuaderno Intercultural:


Catedu: intercultural


Aula intercultural:


Cuadernos del Aula Intercultural:


Interculturalidad en la Junta de Andalucía: web muy completa:


CAREI: aprendemos español.

Heraldo Digital Escolar

Ya disponemos de la versión digital del Heraldo Escolar. Puedes visitar la esta web cuando quieras, suscribirte por correo electrónico, con su RSS o incluso seguirlo en Twitter.

Con ello os animo a consultar ahora más que nunca sus numerosos e interantes artículos.


Aplicaciones para la lectoescritura

La Red proporciona numerosos recursos multimedia para facilitar la
adquisición de las competencias de lectura y escritura de los alumnos de
infantil y primaria.


(Sigue el artículo original...)

Autor: Por MARTA VÁZQUEZ-REINA






- Imagen: Rob n Amy C -



(Sigue el artículo original...)


Recursos multimedia



Eroski Consumer ha seleccionado algunos de los materiales interactivos mas interesantes disponibles en la Red para iniciar a los más pequeños en el proceso de lectoescritura de un modo ameno y entretenido, a la vez que didáctico:



  • Lectoescritura Adaptada (LEA): este material, premiado por el Ministerio de Educación, consiste en un conjunto de 23 aplicaciones multimedia para facilitar el aprendizaje de las competencias lectoras y escritoras básicas, desde la fase inicial hasta la de afianzamiento. Se puede trabajar con ellas desde la Web o descargar la aplicación en el propio ordenador.


  • Aprendizaje de lectoescritura: es un programa dedicado al aprendizaje y refuerzo del proceso lectoescritor en alumnos de último curso de infantil y primero de primaria. Está indicado también para los alumnos con necesidades educativas especiales. Sus numerosos juegos y ejercicios interactivos tienen un elevado componente visual y se organizan en cuatro niveles de dificultad.


  • Cuadernos de lectoescritura: esta página web recoge una amplia colección de fichas para educación infantil, con ejercicios básicos de grafomotricidad, películas de secuenciaciones de la dirección correcta de la escritura, cartilla para el aprendizaje de las vocales y cuadernos dedicados a la lectoescritura. Su autora, Lourdes García, incluye en cada apartado una interesante guía didáctica para su aplicación.


  • Ayuda a la lectoescritura (ALE): editada por la Junta de Andalucía, esta aplicación cuenta con cinco secciones para mejorar el conocimiento de la lectoescritura en torno a la ortografía, vocabulario, comprensión lectora y elaboración de textos.


  • El Zoo de las letras: el proyecto, desarrollado por maestros de infantil, tiene como objetivo que los niños aprendan a leer y a escribir de forma amena, les familiariza a través de los personajes del zoo con las letras y se trabaja la lectoescritura en función de la madurez propia de cada uno. El recurso incluye canciones y cuentos que hacen que el aprendizaje sea muy divertido.


  • La cueva de tragapalabras: una aplicación multimedia diseñada para apoyar el proceso de lectoescritura en alumnos que se han iniciado en la lectura, quienes se familiarizan con la escritura y otros cuya lengua materna no es el castellano. Se compone de una guía didáctica y otra para aprender a utilizar cada uno de los juegos.

Visto en Consumer

Divergaceta es una revista de actividades para la familia

divergaceta

Divergaceta es un sitio web impulsado por la Junta de Castilla y León para trabajar con recursos educativos y lúdicos en el aula con la pizarra digital o con el ordenador. También incluye material para descargar e imprimir para que se puede trabajar en casa.

Otras secciones que incluye esta revista se llaman: supertemas, que está pensada para analizar situaciones y compartir experiencias; juegos, incluyen aplicaciones didácticas en flash; misiones especiales, donde se muestran la ciencia y sus aplicaciones prácticas; espectáculos, donde indican los últimos estrenos de cine y otras novedades; biblioteca, con referencias a libros y a biografías; diverpeques, que incluye juegos y noticias para los más pequeños de la casa.

El sitio está pensado también para el fomento de la lectura. Por ejemplo, el profesor puede leer obras en voz alta y los niños pueden descargarse libros para hacer posteriormente actividades de comprensión lectora en clase. Esa opción está en el espacio específico para profesores, que se llama guía didáctica para profes y les muestra como usar Divergaceta como recurso en el aula.

Para los padres también existe una guía didáctica para padres en la que se puede encontrar un buen cuento para contar a tu hijo o una canción que ha aprendido en el colegio.

La revista está dirigida a alumnos de segundo ciclo de Educación Infantil y Primer, Segundo y Tercer ciclos de Primaria. El rango de edades está entre los 3 y los 12 años.

Divergaceta es un sitio lleno de actividades y además es seguro para conectarse a Internet por lo que tenemos que felicitar a la Junta de Castilla y León por esta y otras iniciativas que también se han publicado en Peques y Más.


Vía Peques y Más

Más información | Divergaceta
Vía | wwwhatsnew.com
En Peques y Más | Recursos educativos desde la Junta de Castilla y León
Imagen | Lawrence Siu

¿CÓMO AYUDAR A LOS NIÑOS CON SUS SUFRIMIENTOS?

La palabra “sufrimiento” está asociada a desgracias importantes: accidentes, enfermedades, muerte... En esos casos, como el dolor es muy grande, se considera útil contar con la asistencia de psicólogos y psiquiatras.

También existen otros sufrimientos cotidianos que, al considerarlos “normales”, no se les presta mucha atención. Me estoy refiriendo, por ejemplo: a los miedos (a suspender un examen, a encontrarse con algún compañero que se mete con él en el colegio o en el instituto...); a la culpa (por lo que uno ha hecho y por lo que necesitaba hacer y no hizo); al desamor (no se siente suficientemente querido por sus padres, o tiene baja autoestima); a dificultades para decidir; a las depresiones ocasionales, a los enfados..., En fin, a una serie de estados emocionales habituales con los que los niños y las personas adultas no se sienten bien.

Estos sufrimientos no se resuelven ignorándolos o tapándolos ya que, como siguen operativos, con frecuencia, se hacen más grandes y suelen estar de base de algunas enfermedades.

La forma de solucionarlos consiste en transformar esos sufrimientos en otras emociones, para lo cual se hace preciso modificar las creencias que los sostiene. Así, por ejemplo, la vivencia de miedo, se sustituirá por seguridad interna. O si alguien se compara emocionalmente y tiene complejo de inferioridad, requiere asumirse como una persona valiosa y con confianza en sí mismo.

Al mismo tiempo se necesita aceptar que esos sufrimientos están en uno mismo y que se activan con aspectos o situaciones externas. (A veces una simple palabra o un comentario son suficientes para abrir las puertas a un sufrimiento). Sin embargo, éste no se disuelve recriminando a quien lo ha dicho, sino comprendiendo que el sufrimiento está dentro de cada persona y la solución también.

Igual que se atienden las necesidades físicas y sociales de los niños, también se requiere atender y cuidar su campo emocional. No obstante, estos cuidados se hacen más complicados que enseñarles a limpiarse los dientes o explicarles un problema de matemáticas. Para educar las emociones de manera sana, los padres precisan elevar este tema a categoría de importante, e informarse y formarse. Pueden empezar utilizando los sufrimientos que se presentan como escuela de aprendizaje, observándolos y elaborando frases contrarias a dichos sufrimientos.


Via CRA ALTA RIBAGORZA

¿CÓMO HACER PARA TENER UNA AUTOESTIMA AJUSTADA?

La mayor parte de las personas reciben a lo largo de su vida una cantidad considerable de valoraciones o mensajes negativos: desprecios, faltas de respeto, alguna agresión física, insultos, gritos, burlas...

Los mensajes que repiten a los niños las personas encargadas de protegerles y cuidarles, pueden constituirse en programas de vida. Si dichos mensajes son negativos, los niños entenderán que, como no se adaptan del todo al modelo que tienen para ellos, no son dignos de ser amados ni de quererse y, por consiguiente, se vivirán con carencias afectivas y con una baja autoestima.

Los niños necesitan quererse y para ello necesitan sentirse queridos. Si el amor no les llega, buscarán formas de “llamar la atención”, por ejemplo, diciendo que no comen, que no saben hacer las tareas de la escuela, o pegándole al hermano pequeño.

Además, cuando alguien se vive con poca estima, tiende a estar en rapiña afectiva con los cercanos, y recurre a la degradación y a la crítica. Quizá piensa que si les “rebaja” las cualidades, él parecerá que es mejor.

A un niño se le ayuda a tener una autoestima ajustada reconociéndole sus cualidades (físicas y de personalidad) y enseñándole a valorar lo que tiene, sin olvidarse de felicitarle los logros, grandes o pequeños, que va alcanzando cada día. También va bien que los padres dejen la sobreprotección y permitan que el niño se haga cargo de las tareas que le corresponden, lo cual le llevará a sentirse útil y responsable.

Además procurarán evitar las comparaciones emocionales, ya que, cuando éstas se hacen, los niños pueden vivirse en pérdida. Éstos precisan aceptar las diferencias existentes entre las personas, ya que cada día se relacionan con compañeros con un físico determinado, unos rasgos de personalidad y una manera de hablar o de hacer las cosas peculiares. Cada uno precisa sentirse como único, distinto a cualquier otro y, en consecuencia, se requiere respetar las características, la situación y el proceso de cada cual.

Por último, para que uno pueda considerarse valioso, resulta esencial que las valoraciones positivas estén presentes en las relaciones cotidianas, tanto diciéndolas a los otros, como aceptando que se las digan a uno; también atreviéndose a pedir lo que necesita y aprendiendo a rechazar los mensajes nocivos.

Vía CRA ALTA RIBAGORZA